Cuando recibí la llamada de «M», esas fueron sus palabras. Había heredado una vivienda en la playa que quería cambiar, hacer suya, pero no sabía cómo llevarlo a cabo.

Tras varias conversaciones en las que «M» me transmitió sus gustos y modo de vida de la familia, llegó el momento de visitar la propiedad. Como «M» vive fuera, me acompañó por video conferencia ( y lo haría casi a diario durante toda la reforma).

Tan solo me dio dos indicaciones, quita la chimenea y mantén el suelo.

No sé si os lo había dicho pero para mí la primera visita, es un momento clave en mi trabajo. Siento que las casas me hablan, me dicen lo que pueden dar de si, todo lo que pueden ofrecer.

Desde el instante en que crucé la puerta de entrada supe qué quería hacer y así lo plasmé en mi proyecto.

Mi propósito era conseguir un espacio más amplio, diáfano y funcional, lleno de luz y calidez. !A la propietaria le encantó el proyecto!

Una vez revisados los planos por el aparejado, !comenzó la transformación!

El punto más importante, derrumbar la pesada escalera de acceso a la segunda planta para sustituirla por una volada de hierro mucho más ligera para multiplicar el espacio. Esta escalera será un elemento decorativo de por si.

A continuación, integramos la cocina en el salón derribando tabiques. Diseñamos e hicimos a medida una isla con gran capacidad de almacenaje, que sirve de división entre ambos espacios y en la que disfrutar de momentos compartidos en familia.

Ampliamos el salón añadiéndole una de las terrazas e instalamos una enorme ventana francesa abatible que permite comunicar el interior con el exterior ganando luminosidad debido a la gran entrada de luz natural, dejando que las energías del sol y la luz inunden el espacio.

Cambiamos de pared la puerta del aseo para que no se viera al entrar a la casa, quedando discreta e independiente a un lado de la estancia. Colocamos en la nueva pared un papel vinílico pintado coordinado con los colores del resto de la vivienda. Con esto ganamos luminosidad y amplitud.

Y……!AQUÍ ESTÁ EL RESULTADO!

No os imagináis la sonrisa de los propietarios al llegar a su casa y ver que se había producido la magia. Tenían la casa con Alma y Estilo que ellos deseaban.

Nosotros una vez más, satisfechos y con mucha ilusión por nuevos proyectos, por poder ayudar a nuestros clientes a realizar sus sueños y a ser un poco más felices. Gracias a todos por vuestra confianza.

Y a vosotros, ¿Qué os parece?. ¿Creéis que conseguimos nuestro propósito? Espero que os guste tanto como a los propietarios. Gracias

Para asesoramiento, contacta sin compromiso

Tf.+34 654 534 479

Email: info@mafaldahomestaging.com